Su contacto en AyR:

Santos Ignacio Crespo Santillana

Correo electrónico: info@flobert.es

También puede usar nuestro

Formulario de Contacto

Redes Sociales :

Flag Counter

RECUERDE: Haga "click" en las imágenes para verlas más grandes.

El sistema Flobert

Definición:

Sistema de tiro desarrollado a mediados del siglo XIX para actividades de recreo o para efectuar "tiro de salón" en diferentes ambientes, ya fueran de uso privado o residencial y también de uso público, como tabernas o pub's. Se caracteriza por usar cartuchos sin (o casi sin) pólvora: el proyectil sale impulsado por la acción del fulminante. Hoy en día se adquieren, principalmente, como armas de colección.

Flobert, Louis Nicolas Auguste

El inventor:

Nació en Paris en 1819 y murió en 1894. Fue un inventor de armas de retro-carga de pequeño calibre. A la edad de 14 años, en 1830, abandona su hogar para entrar como aprendiz de un maestro armero.
En 1844 se independiza y monta su propio taller de armas en la Calle Racine de Paris. Poco a poco, y pese a las dificultades, el negocio se afianza. Durante la revuelta revolucionaria de 1848 todas las armas de su taller son confiscadas, pero pasado un tiempo logra recuperarse a pesar de las perdidas.

Se inicia realizando una pistola de salón conforme a la descrita por Alejandro Dumas en la novela “El Conde de Montecristo”. Esto le supone el inicio de su gran éxito como fabricante de armas de Salón o de uso recreativo. Obteniendo gran fama y reputación en Europa y los Estados Unidos. Su hijo, Nicolás Flobert, lo expuso al público por primera vez en la Exposición Universal de Londres en 1851, junto con otros armeros de renombre entre los que se encontraban: Colt, Adams, Tranter, Lefaucheux, etc. Es conocido que allí tomó contacto con el inventor francés el conocido Smith, interesándose por la munición Flobert.

Estos serán los primeros datos constatados de sus futuros desarrollos, utilizados por el armero norteamericano, junto a su colega Wesson, para la patente de su primera pistola y de la munición que utiliza, en el cercano 1854.

Poco tiempo después, en 1857, vencidas ya las patentes de Colt para sus revólveres, verá la luz el revólver Smith & Wesson nº 1, que usa munición anular del calibre .22"... Este es el inicio de otra historia que nos permite comprobar lo importante que ha sido este armero francés para la historia de las armas de fuego.

El pequeño proyectil Flobert, que a la fuerza tení­a escasa potencia, gozó de gran popularidad a finales del siglo XIX y principios del XX, destinándolo a armas de tiro de precisión. Resultaba extraña la reunión o fiesta en la que los asistentes no pusiesen a prueba su punterí­a, incluidas las damas, para mejorar su precisión. También eran muy utilizadas en Alemania, en las cervezerías, donde se competía con estas armas por su escaso peligro. Estas armas se caracterizaban por el enorme grosor de sus cañones. Con su peso el arma ganaba la estabilidad necesaria para evitar vibraciones. También se utilizaron para ejercitarse en el tiro de desafí­o o duelo. Para ello los armeros fabricaron armas con unas caracterí­sticas de tamaño y peso muy similares a las que se utilizaban para ese menester. Para que dichos ejercicios no fueran peligrosos, se cargaban con balas de cera de color rojo, vistiéndose los ejercitantes con una gruesa túnica de color claro que les llegaba hasta los zapatos para así­ percibir el lugar del impacto. La cara la cubrí­an con una careta similar a las utilizadas en esgrima pero con un grueso cristal a la altura de los ojos.

A diferencia de otros armeros, Flobert nunca desarrolló la intención de crear armas militares aunque, por indicación de las autoridades militares francesas, desarrollará algunos prototipos de grueso calibre y los llegará a presentar personalmente a Napoleón III. Obtendrá el reconocimiento en vida de la Legión de Honor y de numerosos premios en exposiciones industriales.
La carabina Flobert creada en 1847, tenía un alcance de 30 metros como máximo, principalmente se fabricaron armas de pequeño calibre, conocidas coloquialmente como armas de salón. Como ya decíamos, permitían disparar dentro de un piso, recinto cerrado o un jardín.
Las armas se basan en un proyectil que es expulsado por el propelente y una muy pequeña cantidad de pólvora adicional. El primer cartucho se desarrolla en 1845, actualmente, todos los cartuchos de percusión anular que hay en el mercado se basan en estos. Los cartuchos de fuego anular (rimfire, en terminología anglosajona) representaron un gran avance. Fueron realmente el primer tipo de cartucho metálico práctico, y desplazaron inmediatamente a las armas del sistema Lefaucheux (de espiga). Finalmente, fueron desapareciendo del mercado militar ante el empuje de los cartuchos de fuego central, pero las variantes del pequeño .22 anular siguen siendo líderes entre las armas de entretenimiento favorecidas por una legislación más permisiva con este tipo de armas. Los cartuchos de fuego anular, contienen el fulminante en el interior del reborde del culote. El percutor del arma, en vez de golpear la cápsula del centro debe golpear cualquier punto de la periferia para producir la ignición.

El cartucho "rimfire" en sí es más económico de fabricar, pues se construye íntegramente por estampado. Pero también tiene inconvenientes: el metal de la vaina debe ser más delgado o blando pues debe deformarse para comprimir el fulminante. Por esta razón, no admite cargas muy potentes. Y por lo mismo no son recargables, un grave inconveniente para cazadores y tramperos que pasaban largos periodos alejados de la civilización.

Llegaron a construirse cartuchos muy grandes en este sistema: los primeros rifles de palanca Henry o Winchester del .44, Spencer del .56 y las armas largas reglamentarias de varios ejércitos como el .45 danés, 10.4 Vetterli suizo, el 12.17 sueco...
En la actualidad sólo se encuentran calibres hasta 9 mm Flobert (sin pólvora) y muchas variantes del .22 (principalmente .22LR). Despunta el .17 Hornady Magnum, que consiste en una vaina del .22 Magnum abotellada para sostener una bala de .17" muy ligera y aerodinámica que consigue grandes velocidades y trayectoria excepcionalmente tensa. Las "armas industriales", que disparan grapas o clavos propulsados por un cartucho sin bala, suelen ser de fuego anular. Recientemente, disponible únicamente para algunos mercados, ha "nacido" una carabina moderna fabricada, como no, en la República Checa, por Spielberg Brno, esperemos que podamos verla pronto de cerca.

 

 

Existen unos cartuchos que aparentan ser de fuego anular pero, en realidad, tienen un pistón central convencional INTERNO. Suelen ser de pistola y calibre .32 o .38. La única forma de distinguirlos es por los marcajes: los de fuego anular suelen tener las marcas de fábrica en el centro del culote y los de fuego central en la periferia, para no interferir con el mecanismo de fuego. En algunos países son relativamente populares armas similares a las Flobert que disparan perdigones (de los de aire comprimido) propulsándolos con un pequeñísimo cartucho anular de fogueo, son las denominadas "Armas de Munisalva", veamoslas en detalle.

 

Las Munisalvas y sus armas

Pistola y revólveres, todos monotiro, de Mendoza. Varios tipos de munición "Munisalva" fabricados por Cabañas.

 

Son un sistema de munición inventado en México en la década de los años 60. Se les conoce como munisalvas debido a que cuando se inventó este sistema, se usó como proyectil una posta o BB de plomo, por lo que hablamos de "munición". Se usó el prefijo “muni” de munición, unido a la palabra "salva" procedente del cartucho de fogueo con el que se va a propulsar el proyectil (munición + salva = munisalva).
El sistema fue inventado por el señor Alfonso Ruiz Cabañas. Tras varios intentos e investigaciones, había descubierto que al combinar una salva y una munición de plomo calibre 4,5 mm se lograban estupendos resultados en precisión y potencia. Básicamente, se había creado una nueva categoría entre las armas que se encuentra situada entre los fusiles de aire más potentes. Se considera munisalva solo a la combinación de una salva o capsula fulminante calibre .22 y un proyectil del calibre 4,5 mm, ya sea diabolo (pellet) ó posta (BB). Este sistema solo se fabrica en México.

 

Carabina monotiro de "Munisalvas" fabricada por Mendoza.

Las munisalvas tienen bastantes desventajas en referencia al sistema Flobert, a pesar de que ambas están casi reguladas como armas de aire comprimido, puesto que ambas producen una energía de impacto inferior a 30 joules.

Una de las desventajas claras de las munisalvas es que vienen separados el proyectil de la vaina, lo cual implica que se recargue en mas tiempo, un impedimento muy característico que no tiene ningún cartucho del sistema Flobert.

Se resuelve uniendo el proyectil y la salva con un pegamento extrafuerte, algo poco recomendable, se supone que se reduciría la potencia, aunque eso no está comprobado. Otra desventaja de las munisalvas es que todas las armas diseñadas para este sistema son monotiro. Como ventaja diremos que las armas pueden usarse como sencillas armas de fogueo, sin proyectil.

Fuentes: www.alfa-proj.cz / www.cci-ammunition.com / www.municion.org / www.jmfirearmcollection.com / www.alljagd.de / www.sport-jagd.com

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Esta web es propiedad de Santos Ignacio Crespo Santillana